Alunando

Esnobismo y vulgaridad

Tratar de construir con este nervio furtivo una habitación donde entren los arboles, despeine el sol y duerma una nube.

"Y os daré un poema lleno de corazón en el cual me despedazaré por todo lado"

" ¿Qué es arte?

- Nada que no pueda hacer un carnicero-"

sábado, 21 de septiembre de 2013

Soy un sueño - José revueltas

Soy un sueño soñado por mí
es decir, un sueño vigilante e insomne.
Soy un sueño de los sueños
desdoblado en ti
de quien no sé la forma
ni el vago contenido que te hace.

Sueño definitivamente:
la mano en la garganta, el asesino próximo
tu mano que avanza, me mata y me liberta.

No quiero estar tan cerca, no.
Sólo en tus manos.
Derribándome siempre.
Sin vientos. Sin fronteras.
Un poco sin ti.


miércoles, 18 de septiembre de 2013

El hombre es un gran faisán en el mundo - Fragmento - Herta Müller

LA LECHE

Cuando Amalie tenía siete años, Rudi se la llevó por el maizal. Se la llevó hasta el final del huerto. «El maizal es el bosque», le dijo.
Y entró con Amalie en el granero. «El granero es el castillo», le dijo. En el granero había un tonel de vino vacío. Rudi y Amalie se metieron dentro. «El tonel es tu cama», dijo Rudi. Y le puso a Amalie cadillos secos en el pelo. «Tienes una corona de espinas», le dijo. «Estás hechizada. Te amo. Tienes que sufrir.»
Rudi tenía los bolsillos de su chaqueta llenos de trozos de vidrio policromados. Los puso alrededor del tonel. Los vidrios centelleaban. Amalie se sentó en el fondo del tonel. Rudi se arrodilló delante de ella. Le levantó el vestido. «Voy a beber tu leche», dijo Rudi. Y le chupó los pezones. Amalie cerró los ojos. Rudi le mordisqueó los botoncillos parduzcos.
 A Amalie se le hincharon los pezones. Y rompió a llorar. Rudi salió al campo por la parte trasera del huerto. Amalie volvió corriendo a casa.
Tenía el pelo lleno de cadillos. Todo enmarañado. La mujer de Windisch le cortó las marañas con sus tijeras. Lavó los pezones de Amalie con infusión de manzanilla. «No vuelvas a jugar con él», le dijo. «El hijo del peletero está loco. De tanto animal disecado ha quedado mal de la cabeza.»

Windisch meneó la cabeza. «Amalie nos cubrirá de vergüenza», dijo.




"Abandona las clases. Abandona los trabajos. Retira los ahorros del banco. Ahora tienes tanto tiempo como picazón en las manos. Lentamente copia todas las direcciones de tus amigos en una nueva agenda.
Pasa la aspiradora. Mastica chicles para la tos. Guarda una carpeta llena de notas.
Un párpado oscureciéndose en el costado.
El mundo como conspiración.
¿Argumento posible? Una mujer sube al colectivo.
Imagínate que organizas una historia de amor y nadie viene."
-Lorrie Moore-

jueves, 5 de septiembre de 2013

She don't Talk




Veía la cara de diez mujeres aferradas
A la espalda de sus maridos,
Lamiendo sus cuellos, 
todas con grandes ojeras
naricitas respingadas
y bocas selladas.

Una mujer me mira y yo corrijo,
Yo corrijo.
Yo corregía.
Una mujer me ve y trepa por su marido
como una araña, se pone de pie sobre su cabeza
Y luego se encorva y me mira,
Lava sus manos como una mosca.
su marido tiene una boca grande
 muy abierta
25 años y no ve nada.

Yo corrijo, corrijo,
Guardo mis papeles,
Guardo mi boca,
Pago mi café y me voy.

No miro atrás, pero es inútil
porque delante de mí
Las mujeres cuelgan mucho más
De sus maridos.
Los tienen agarrados de los tobillos 
y son arrastradas.

domingo, 1 de septiembre de 2013

Ni siquiera se dieron cuenta que ya no estaba


"Aún te lo pasarás mal, muchacha, dicen tus amigos."
-H. Müller.


Me levantaba temprano, 
escribía en un papel mis deberes,
desayunaba,
iba a estudiar,
me levantaba temprano,
Pero cuando dijeron que tocarme era como hurgar en el cielo
hacía tiempo que yo ya no estaba
hacía meses que me había ido de ese lugar,
los años pasaban,
pero yo me levantaba temprano y desayunaba,
y comía rápido, y comía mucho,
comía todo lo que podía,
comía todo lo que había.

Ahora estoy aquí.

Cuando han dicho que estoy como muerta, 
he estado bajo el césped,
¿Quién va a entender?
De dónde vamos a sacar
Agujas suficientes para 
seguir contando el tiempo.

Y cuando dijeron que debería retirarme sonreí, 
Estuve tanto tiempo fuera
que todos creyeron que seguía dentro
enterrada en la carne, 
apretada 
junto al ángel exterminador
que baja,
huele el sacrificio
y luego lloriquea al final de un pasillo
(Inútil)
¿Qué es todo esto?

Pensé:
Ni siquiera se dieron cuenta que ya no estaba.

Pero antes no me importaba porque
Yo no sabía que ellos dirían lo que dicen
Ahora.

No me importaba porque yo despertaba temprano
y pensaba mucho,
y comía mucho,
y comía sin miedo.